¿Realmente necesitas usar protector solar en el invierno? Sí, sí y sí, no podemos enfatizar esto lo suficiente. Las actividades de invierno como el esquí en la nieve o el snowboard también representan un alto riesgo de quemaduras solares y daños en la piel. Más radiación UV alcanza la superficie de la tierra en regiones alpinas que a nivel del mar porque la atmósfera es más delgada a mayor altitud.

 

Los más vendidos en crema solar

 

Bálsamos y cremas para labios agrietados

 

Protégete del sol en la nieve con crema solar

La nieve es altamente reflectante de la radiación UV. De hecho, la nieve fresca refleja incluso más radiación UV que el agua. Esto significa que la piel expuesta corre el riesgo de sufrir quemaduras solares y daños en la piel, incluso en días fríos y nublados. Esto se resume fácil, hay que cubrirse con ropa igual que proteger la vista con gafas y protegerse mediante crema solar.

Usa ropa que protege y un gorro:

  • Un pasamontañas o un gorro de nieve que cubra tus oídos mantendrá tu cabeza abrigada y reducirá la exposición a los rayos UV.
  • Las bufandas y chaquetas con collares altos hacen un gran trabajo para mantenerte abrigado y seco, pero también protegen tu piel de los dañinos rayos UV.

 

Aplicar protector solar para protegerse del sol en la nieve:

  • Todas las áreas expuestas de la piel deben cubrirse con SPF30 o un filtro solar de amplio espectro y resistente al agua (amplio espectro significa que protege contra los rayos UVA y UVB).
  • Aplica protector solar unos 20 minutos antes de salir al exterior (esto permite que la piel lo absorba).
  • Coloca un poco de protector solar en el bolsillo de la chaqueta y vuelve a aplicarlo cada dos horas, incluso si el nivel de protección indicado en la etiqueta es de cuatro horas.
  • Nunca uses protector solar como la única forma de protección solar, ya que no ofrece una protección completa.
    Aplica SPF 30 o superior, de amplio espectro, bálsamo labial resistente al agua o crema de zinc para proteger tus labios. Los tienes arriba de este artículo también disponibles.

Busca la sombra del sol en la nieve:

Siempre que sea práctico, considera tomar descansos en el interior, especialmente durante la mitad del día cuando los niveles de UV son altos.

 

Protege tus ojos de la ceguera de la nieve.

La ceguera debida a la nieve (fotoqueratitis) es un daño solar a la córnea del ojo. Es un riesgo real en la nieve. La afección generalmente es temporal y puede durar solo unos pocos días, pero puede ser muy dolorosa. La exposición a los rayos UV puede contribuir a otras afecciones oculares, como cataratas (nubosidad de la lente del ojo), pterigio (crecimiento de una membrana a través del ojo) y degeneración macular relacionada con la edad (DMRE).

 

Protege a tus hijos del sol en la nieve.

Los niños necesitan tanta protección solar en la nieve tanto como tu:

  • Inculca buenos hábitos temprano. Si proteges a tu hijo desde una edad temprana lo tomará por costumbre. Oye, una sana costumbre sin duda.
  • Aplica protector solar 20 minutos antes de salir y vuelve a aplicar cada dos horas. Muchas empresas producen fórmulas para la piel sensibles que son adecuadas para los niños.
  • Los gorros de nieve para niños deben brindar protección a sus oídos, así como a sus cabezas. Las bragas de cuello que cubren por completo son una buena opción.
  • Los niños pequeños son grandes imitadores y es más probable que usen sus gafas de sol o anteojos si siguen tu ejemplo.

 

En nuestra tienda online de artículos para la nieve también tienes:

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Total: 2 Average: 5]